LA INDUSTRIA DEL TIEMPO LIBRE, EL TURISMO por Vanesa Wagner
3 - Estrategias de la industria del tiempo libre
Características de la organización política emergente de la revolución de las comunicaciones

Estrategias de la industria del tiempo libre
Características de la organización política emergente de la revolución de las comunicaciones
En el Capítulo I hemos dicho:
" Que con la llamada revolución de las comunicaciones se inicia en la cuarta fase de la evolución de la sociedad.
" Que la cuarta fase se caracteriza por la abolición de las distancias, el dilema y la necesidad de identidad de las personas como seres individuales y sociales.
" Que el tiempo libre es una experiencia de libertad vivida en el tiempo de no- trabajo a través de un conjunto de actividades individuales o sociales.
" Que el hombre emergente de la revolución de las comunicaciones demanda vivencias espaciales y temporales que lo identifiquen mediante el encuentro con él mismo, con el medio o con los otros y que puede satisfacerlas por medio de experiencias de libertad, o sea, de tiempo libre.
" Que las experiencias de libertad son el desarrollo personal, la diversión el contacto con el lugar y el vínculo con la gente y que de ahí provienen las cuatro dimensiones del tiempo libre: la creativa, la lúdica, la ambiental y la solidaria.
" Que las actividades turísticas, culturales, deportivas y recreativas son, actualmente, las que hacen posibles esas experiencias de libertad y que, por lo tanto, los cuatros ámbitos del tiempo libre son el turismo, la cultura, el deporte y la recreación, integrantes, pues, de la industria del tiempo libre.
Según nuestro enfoque,. dos de las grandes oportunidades para los oferentes de productos de la industria del tiempo libre son:
" La agregación de ofertas de otros ámbitos.
" La diversificación de ofertas de cada ámbito.

Para aprovechar esas oportunidades, es necesario definir una estrategia (o con un conjunto de estrategias).
Las estrategias de la industria del tiempo libre se deben basar en el reconocimiento de los ámbitos así como de los sectores y niveles participes.
Considerando que, según hemos afirmado, los ámbitos son el turismo, la cultura, el deporte y la recreación, ahora nos preguntamos ¿cuáles son los sectores y niveles participes de la industria del tiempo libre?
Para responder esa pregunta, debemos entender, primero, cuales son las características principales de las formas de organización política que emerge de las revoluciones neolítica, industrial y de las comunicaciones, es decir, de las cuatro fases que hemos señalado en la evolución de la sociedad.
Pues bien, la organización política de la sociedad de la primera fase que termina con la revolución neolítica, (caracterizada, como hemos señalado el espacio natural y el tiempo universa), es la llamada "sociedad acéfala".
"Éste es un tipo de sociedades no sedentarias, que viven de la caza y la pesca, y en las que el nivel de desarrollo económico es escaso. Se mueven en el límite de la supervivencia, sin posibilidad de acumulación de un excedente económico ... es este tipo de sociedades existe una diferenciación estructural escasa, bajo el nivel de especialización y estratificación deriva principalmente de rasgos biológicos como el sexo o la edad. La dirección e integración de la sociedad se efectúan por medios de roles de jefaturas transitorios y estructuras y normas tradicionales como el linaje y la costumbre. El poder político, por consiguiente, casi no existe como tal poder diferenciado".
Por su parte, las formas de organizaciones política correspondientes a la segunda fase que empieza con la revolución neolítica y termina con la revolución industrial (caracterizada, a su vez, por el espacio rural y el tiempo universal), son el "imperio burocrático" primero y el "feudalismo" después.
Apelamos a Luis Bouza - Brey a los fines de sintetizar la evolución y características principales de ambas formas de organización política.
Respecto al imperio burocrático, dice el profesor de la Universidad de Barcelona:
"El imperio burocrático se caracteriza por ser una forma política claramente diferenciada, constituida por una burocracia desarrollada presidida por un gobernante de origen divino, que gobierna a un pueblo heterogéneo integrado por súbditos... la decadencia del imperio burocrático, en general, fue debida a la excesiva demanda de recursos por parte del centro. Esto acabó por minar la base de la estructura económica, produciendo la extensión de la agricultura de subsistencia, la disminución del comercio, la focalización local del poder y la disminución de la efectividad de la burocracia. La consecuencia de esta decadencia de los imperios fue la aparición de una nueva forma de organización política como el feudalismo".
En cuanto al feudalismo como forma de organización política, dice Bouza- Brey:
" El feudalismo es un sistema basado en una economía agrícola y en una gran autonomía local, cuyo foco principal de poder es la aristocracia nobiliaria, relacionada por los vínculos de vasallaje con el rey, y cuyo deber principal consiste en la prestación de apoyo militar al mismo... A medida que las ciudades se fueron desarrollando... y se intensifico el trafico comercial y la producción manufacturera, fue declinando correlativamente el poder feudal e incrementándose el del rey. Con ello se entra en una nueva fase de la evolución histórica, en la que aparece la sociedad capitalista y el absolutismo como primera forma del Estado moderno".
Como hemos indicado, la revolución industrial es la bisagra que separa la segunda y la tercera fases de la evolución de la sociedad según la valoración del espacio y la noción del tiempo, o sea, el paso del espacio natural y rural al espacio urbano y del tiempo universal al tiempo convencional.
Pues bien, la revolución industrial constituye también el principio del capitalismo moderno así, paralelamente, la Revolución Francesa (1789) representa el origen de la democracia contemporánea.
Como bien señala Julio César de la Vega:
"Con la aparición del liberalismo en el siglo XVIII y su afianzamiento en el siglo XIX se consolida el sistema capitalista moderno. La Revolución Industrial posibilito la transformación de la producción artesanal en manufacturera en una primera etapa y en fabril posteriormente, hecho económico que determino el perfeccionamiento del sistema capitalista que alcanzó un gran desarrollo y concentración expresado en la actualidad por las empresas multinacionales. La Revolución Industrial constituye el fenómeno económico que introduce el sistema capitalista y paralelamente la Revolución Francesa de 1789, es un hecho histórico- político, que junto con aquella representan los dos instrumentos fundamentales del liberalismo político- económico del siglo XIX. Por esto tanto la Revolución Industrial como la Revolución Francesa deben ser considerados como parte de un mismo proceso dirigido a establecer y consolidar el sistema capitalista de producción".
Mientras que con la revolución industrial y el liberalismo económico surgen los mercados nacionales, con la Revolución Francesa y el liberalismo político alumbran los Estados nacionales. Mercados y Estados nacionales son, de esa manera, las características económica y política de la tercera fase
Como bien analiza Luis Bouza -Brey:
"El concepto de modernización intenta abarcar este proceso de cambios sociales y políticos que comienzan en Europa a partir del feudalismo y el absolutismo, se extiende a América del Norte y Sur, y posteriormente, durante los siglos XIX y XX se propaga por Oceanía y los continentes asiáticos y africano... el resultado de este proceso de modernización, social y política, es la aparición de una sociedad nacional moderna, organizada políticamente en forma de Estado... en la esfera política, la modernización consiste en la creación de un Estado nacional que, mediante su institucionalización en un régimen político estable, sea capaz de impulsar y conducir el proceso de modernización social... Este proceso de institucionalización típico del Estado implica en sí mismo el transformarlo en el foco de identidad y conflicto de la sociedad nacional, en el que los diversos grupos sociales pretenden participar o influir a fin de determinar o condicionar sus decisiones".
El Estado atraviesa distintas fases, desde sus orígenes a través de la Monarquía absoluta, hasta la crisis actual: el Estado liberal, la crisis del Estado liberal y su transformación, el Estado democrático social y su crisis.
Pero siempre ha sido un Estado nacional en relación con una sociedad y un mercado también nacionales
Como también claramente ha dicho Buttiglione, ahora, las sociedades y los mercados son mundiales y el Estado sigue siendo nacional.
Esa es la gran novedad de la cuarta fase que se vive: la asimetría entre sociedad y mercado mundiales, por un lado, y Estados nacionales, por el otro, más de allá de su orientación liberal o social.
Producto de la revolución tecnológica basada en la informática, las comunicaciones y la automatización del trabajo, esta "tercera ola" revolucionaria (Toffler), que sigue a las revoluciones agrícolas e industrial, da origen a la emergencia de un nuevo tipo de "sociedad informacional", basada en la creación y procesamiento de la información como fuente de productividad, gestión y poder, una etapa histórica radicalmente nueva que se caracteriza por la radicalización y aceleración muy intensa del cambio social.
"Los efectos de esta revolución han sido y seguirán siendo asombrosos: a finales de la década de los ochenta ha barrido al comunismo, sacudido por una profunda crisis económica, política y cultural e incapaz para adaptarse al cambio. Ha hecho el mundo pequeño y creado una sola cultura mundial, debido a la revolución de las telecomunicaciones y la difusión instantánea de los acontecimientos, pautas culturales y decisiones. Ha internacionalizado y globalizado la economía, al crear mercados mundiales que transmiten instantáneamente cambios de productividad, innovaciones tecnológicas, imágenes de productos y decisiones financieras. Ha transformado radicalmente la estructura social, haciendo obsoletos gran parte de los roles y ocupaciones de la industrialización anterior, creando paro estructural y marginación, cambiando la distribución de tiempo de trabajo y ocio y haciendo emerger nuevos grupos técnicos y profesionales ascendentes. Ha cambiando las relaciones internacionales desplazando el poder hacia el Pacífico y sustituyendo la anterior dialéctica entre bloques por uno nuevo mundo multipolar que revitaliza el papel de las comunicaciones internacionales y mundiales".
De acuerdo con la opinión del profesor de la Universidad de Barcelona, la revolución de las telecomunicaciones ha hecho el mundo más pequeño, ha internacionalizado y globalizado la economía, ha transformado radicalmente la estructura social y ha cambiado las relaciones internacionales. Pero la organización política sigue siendo nacional.
Hay, pues una llamativa discordancia entre el cambio tecnológico, económico y social, por un lado, y la permanencia de la forma de organización política, por el otro.
La sociedad y el mercado emergentes de la revolución de las comunicaciones son mundiales pero la organización política sigue siendo nacional.
Esta asimétrica relación es, desde nuestro enfoque, la primera y principal causa de la pérdida del liderazgo excluyente de los Estados nacionales, característica principal de la organización política de la sociedad y el mercado emergentes de la revolución de las comunicaciones.
Ahora ¿cuáles son las derivaciones?
Advertimos dos grandes efectos, a saber:
" El protagonismo de diferentes sectores.
" La aparición de distintos niveles.
Ambas secuelas deben ser consideradas a los fines de definir cualquier estrategia (pública o privada) en general y, particularmente, de la industria del tiempo libre.
Sobre la primera derivación, sostiene Doistua:
"En el marco de la Sociedad Red, no asistimos necesariamente a la disolución del Estado, sino más bien estamos ante un nuevo equilibrio entre el protagonismo de otros sectores y la pérdida de liderazgo excluyente de la administración pública. Pero esto no significa ni su desaparición ni el relevo en este liderazgo exclusivo por otros sectores. Se impone la sociedad en su conjunto, como la suma de sectores y agentes con propuestas e iniciativas de naturaleza distinta, pero cada vez interpendientes. Consecuentemente cabe extraer la idea de que la intervención política en la realidad de comienzos de milenio debe ser cada vez más racional".
Antoni Fernández, de la Universidad de Barcelona, observa que los límites entre lo público y lo privado, ataño nítidos, se tornan ahora borrosos e imprecisos, "configurando en un marco dentro del cual la tradicional supremacía del Estado frente a la sociedad se encuentra limitada por la necesiria colaboración entre agentes públicos y privados".
Sobre la segunda derivación, Rafael Ribó y Jaime Pastor examinan la doble tenencia del poder los Estados nacionales:
" Hacia arriba "La tenencia hacia la creación y consolidación de unidades supraestatales, que en parte sustituyen a los Estados, y que anuncian una creciente mundialización de la política ".
" Hacia abajo: "La tenencia hacia la localización de muchos poderes cerca de las personas, junto el (re) surgimiento de reivindicaciones derivadas de la identidades mucho más localizadas".
El resultado de esta doble tenencia es la aparición de distintos niveles desde lo local a lo global.
En síntesis, decimos que las dos secuelas de la pérdida del liderazgo de los Estados nacionales son el protagonismo de otros sectores y la aparición de otros niveles.
Sostenemos, pues, que el modelo de Estado relacional, propugnado por Doistua y algunos autores, refleja la organización política actual (nacional) pero en relación con otros sectores y niveles.
Nos resta, ahora, determinar cuáles son esos sectores y niveles.

Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4
ESPACIO NATURAL RURAL URBANO VIRTUAL
TIEMPO UNIVERSAL UNIVERSAL CONVENCIONAL INMEDIATO
ORG. POLITICA Sociedades acéfalas Imperio y feudalismo Estado nacional Estado relacional
Revol. Neolítica Rev. ind. Rev. de las
comunicaciones

Sectores y niveles de la industria del tiempo libre

Nos planteamos a continuación ¿ cuáles son los sectores y niveles de la industria del tiempo libre?.
Desde ya, tanto los sectores como los niveles que enumeraremos son partícipes de la sociedad y el mercado emergentes de la revolución de las comunicaciones en general y, consecuentemente, de la industria del tiempo libre.
Considerando que esta industria oferta productos para satisfacer las demandas de tiempo libre del hombre emergente de la revolución de las comunicaciones, es lógico que ella englobe los mismos sectores y niveles.
Nos preguntamos ¿cuáles son los sectores y niveles que ofertan productos de tiempo libre?
Consideramos que tanto el sector público como el sector privado son oferentes de productos de tiempo libre y, por lo tanto, partícipes de la industria.
Humberto Gallego G. señala, en general, los diversos objetivos de cada sector, válidos en relación con la industria del tiempo libre.
"Mientras que el sector privado produce sólo para responder a la demanda efectiva, es decir, para satisfacer las demandas de aquellas personas que tienen capacidad para pagar el precio del mercado y están dispuestas a hacerlo, el sector público actúa con miras a satisfacer necesidades sociales, ya sea gratuitamente, ya sea ofreciendo bienes y servicios de interés colectivo a precios claramente inferiores a los que regirán en el mercado".
EL tiempo libre es una demanda efectiva y también una necesidad social. En consecuencia, tanto el sector privado como el sector público son oferentes de productos de tiempo libre y consecuentemente integrantes de la industria. El objetivo de satisfacer la demanda o la necesidad será la rentabilidad económica o el beneficio social para uno o para otros respectivamente.
Ahora bien, dentro del privado, diferenciamos el sector privado con fines de lucro, y el sector privado sin fines de lucro. Vale señalar que el objetivo de este llamado tercer sector, siendo privado, es el beneficio social a semejanza del público, pero dirigido a una porción y no al conjunto de la sociedad.
A esos tres sectores, siguiendo a Doistua, agregamos un cuarto sector: el sector ciudadano:
"Parece existir un cierto consenso en la identificación de los sectores que intervienen en el desarrollo del fenómeno del ocio. No existe semejante grado de unanimidad en la denominación de dichos sectores y consecuentemente en su contenido. Se produce la casi unívoca segmentación en tres sectores: público (estatal), privado con ánimo de lucro (comercial o industrial) y privado sin ánimo de lucro (voluntario, asociativo o tercer sector). Parece que respecto al primero, la única ambigüedad viene motivada por las matizadas acepciones que los términos public y state recogen en la tradición británica, que distingue entre lo estatal y lo propiamente público, y que le hacen no coincidir plenamente con el sentido de lo público en el mundo latino. En cuanto al sector comercial o industrial queda mayoritariamente identificado como sector privado con ánimo de lucro, dependiendo del acento puesto en la actividad comercial de intercambio de bienes y servicios o en la actividad productiva. Mientras que en relación con el sector denominado voluntario, asociativo o más recientemente, tercer sector, queda patente los aspectos de acuerdo a la discrepancia sobre: su carácter sin ánimo de lucro, su implícito rasgo de privacidad y la matizada diferencia entre lo voluntario y lo asociativo.
Finalmente, al margen de los sectores que logran un alto grado de acuerdo, introducimos la consideración de un novedoso sector ciudadano, entendido como la suma de ciudadanos que, a través de decisiones personales, el ejercicio de sus derechos y obligaciones, las prácticas, hábitos y consumos, condicionan el futuro del fenómeno del ocio".
Coincidiendo con el modelo de los cuatro sectores, entendemos al sector ciudadano como el conjunto de individuos que ofertan productos de tiempo libre para satisfacer necesidades y demandas con el propósito de obtener rentabilidad económica o beneficio social, sin integrar organizaciones públicas ni privadas. Como se ve, a diferencia de Doistua, lo enfocamos como partícipe de la industria y, por consiguiente, como oferente y no como demandante de productos de tiempo libre. Indudablemente, los ciudadanos, individual o grupalmente, visto de la sociedad o el mercado, son demandantes. Pero aquí lo examinamos desde el punto de vista de la industria y, por consiguiente, de la oferta.
Sostenemos, pues, que los sectores de la industria del tiempo libre en particular son los cuatro siguientes:
" El sector público.
" El sector privado con fines de lucro.
" El sector privado sin fines de lucro.
" El sector ciudadano.

 

A los oferentes de productos de tiempo libre los llamaremos agentes de la industria del tiempo libre.
Los agentes del sector público son los gobiernos y las administraciones públicas.
Las empresas y las organizaciones no gubernamentales (ONG) son los agentes del sector privado con y sin fines de lucro respectivamente.
Los particulares son los agentes del sector ciudadano.

SECTORES AGENTES
Público Gobierno y administraciones públicas
Privado con fines de lucro Empresas
Privado sin fines de lucro Organizaciones no gubernamentales
Ciudadano Particulares

Siguiendo a Dositua, situamos la descripción de los perfiles de aquellos sujetos y colectivos que, en el marco de los sectores señalados, toman parte en una intervención: políticos y técnicos (sector público); empresarios y profesionales (sector privado con fines de lucro); directivos y socios (sector privado sin fines de lucro): y usuarios y activistas (sector ciudadano). En cuanto a los ciudadanos, visto como oferentes y no como demandantes, diferenciamos los oferentes directos e indirectos. Los primeros ofertan sus productos a otros ciudadanos y los segundos, en cambio, al sector público o el sector privado (con o sin fines de lucro). Estos sujetos y colectivos son, desde nuestro punto de vista, los "actores" de la industria del tiempo libre.
A su vez, basándonos en la "espiral de la intervención" de Doistua planteamos para cada sector ( público, privado con y sin fines de lucro y ciudadano) cuatro niveles a saber:
" El nivel local.
" El nivel regional.
" El nivel nacional.
" El nivel internacional.

Así podemos hablar de gobiernos o administraciones públicas, empresas ONG o particulares a escala local, regional, nacional o internacional.
Los niveles local y regional son " subestatales". El nivel internacional es supraestatal. Los dos primeros funcionan hacia adentro y el tercero funcionan hacia adentro de las fronteras territoriales de los Estados nacionales.
En líneas generales, podemos decir que el nivel local es el municipal y también el intermunicipal, o sea, los municipios y las mancomunidades de municipios.
El nivel regional es el de las provincias o regiones así como de las asociaciones interprovinciales o interregionales.
El nivel nacional es el correspondiente a los Estados nacionales. Como bien señala Doistua. "El viejo Estado de la Revolución liberal se apresta a su revisión a manos de los que desean la creación de entidades supraestatales o las de los que demanda profundas reorganizaciones infraestatales".
En cuanto al nivel internacional puede ser global o no.
Aclaremos que son sectores y niveles de la industria y no del tiempo libre.
Cuando examinamos las dimensiones, estamos analizando al hombre que necesita y demanda experiencias de tiempo libre. En cambio, cuando analizamos los sectores y niveles, estamos examinando la industria de la oferta productos de tiempo libre.
Obviamente, no todo el sector público ni todo el sector privado (con o sin fines de lucro) ni todo el sector ciudadano, se dedican solamente al turismo, la cultura, el deporte o la recreación. Por lo tanto, en sentido propio, decimos que las partes o integrantes de estos sectores que ofertan productos turísticos culturales, deportivos o recreativos son los componentes de la industria del tiempo libre.
Cada sector y nivel (16 combinaciones) reconoce los cuatro ámbitos que hemos señalado (64 conjunciones).
Desde cada ámbito, sector y nivel se ofertan productos para satisfacer las necesidades y demandas de tiempo libre.


ÁMBITOS SECTORES Y NIVELES
PÚBLICO PRIVADO CON FINES DE LUCRO PRIVADO SIN FINES DE LUCRO CIUDADANO
L R N I L R N I L R N I L R N I
TURISMO
CULTURA
DEPORTE
RECREACION
Sin duda, como veremos en el punto siguiente la estrategia de cada oferente de productos de tiempo libre dependerá del sito que ocupe en la tabla de ámbitos sectores y niveles es decir, supone responder una triple pregunta ¿a que ámbito, a qué sector y a qué nivel pertenece?. Esta triple respuesta le dará un sitio entre 64.
Ahora bien, la clave para desarrollarlo de la industria del tiempo libre es la capacidad de relación o más precisamente de interrelación.
Hemos dicho en el Capítulo I que el éxito de las ofertas turísticas, culturales, deportivas o recreativas será directamente proporcional a la cantidad y al equilibrio de dimensiones incorporadas y, en el Capítulo II, hemos afirmado que el éxito de las nuevas ofertas de la industria del tiempo libre será directamente proporcional a la cantidad y al equilibrio de ámbitos incorporados.
Decimos ahora que el éxito de la industria del tiempo libre será directamente proporcional a la cantidad y al equilibrio de sectores y niveles interrelacionados.
Es imprescindible que el sector público y el sector privado (a escala local regional, nacional e internacional y en el ámbito turístico, cultura, deportivo y recreativo) se reconozcan como partícipes de una misma industria.
La capacidad de relación o interrelación potencia a cada sector ( público, privado con o sin fines de lucro, privado sin fines de lucro y ciudadano) y nivel (local, regional, nacional e internacional ) y a cada ámbito (turismo, cultura, deporte y recreación) individualmente y a la industria del tiempo libre conjuntamente.
Esta capacidad de relación o interrelación que propiciamos supone una redefinición de los sectores y niveles acostumbrados a desarrollarse aisladamente. Supone, en definitiva, salir de aislamiento para ser participes de un modelo relacional.
El modelo relacional implica cambiar radicalmente ese esquema de aislamiento.
Sostenemos, pues, que esta capacidad de relación es imprescindible entre ámbitos de un mismo sector y nivel, y también entre sectores y niveles de un mismo ámbito.
El modelo relacional supone que cada gobierno o administración pública, cada empresa, cada ONG o cada particular (a escala local, regional, nacional o internacional) siga desarrollando sus propias actividades (turísticas, culturales, deportivas o recreativas) según sus propios objetivos (beneficio social o rentabilidad económica) pero aisladamente sino en relación con los otros ámbitos y con los otros sectores y niveles de tiempo libre.
Es común que las administraciones públicas o las empresas privadas se agrupen pero por sector y nivel o por ámbito. Las direcciones, empresas o cámaras (municipales, provinciales o nacionales) de turismo, cultura, deportes o recreación se agrupan o reúnen con sus pares o iguales. Pero no es común ver que se reúnan como integrantes de una misma industria.
De acuerdo con nuestro enfoque, la creación, desarrollo o consolidación de la industria del tiempo libre supone que los oferentes se agrupen o reúnan entre ámbitos de un mismo sector y nivel, y también entre sectores y niveles de un mismo ámbito.
El diseño de una "estrategia relacional" es, desde nuestro enfoque, "la tercera oportunidad" que se presenta para los oferentes de productos de la industria de tiempo libre para alcanzar sus objetivos particulares de rentabilidad económica o beneficio social, que se suma a la agregación de ofertas de otros ámbitos y a la diversificación de ofertas de cada ámbito.

Diseño de estrategias de los oferentes o agentes de tiempo libre

A partir de la definición ideológica de ámbitos, sectores, niveles y agentes, clave para el desarrollo de la industria del tiempo libre es la capacidad de interrelación:
" Entre ámbitos de un mismo sector y nivel.
" Entre sectores y niveles de un mismo ámbito.
Si nos preguntan cuál es o debería ser la estrategia para el desarrollo de la industria del tiempo libre, respondemos: la interrelación.
Este enfoque estratégico para la industria también vale para cada agente de cada ámbito, sector y nivel. Es decir, para los gobiernos, las empresas, las ONG o los particulares que ofertan productos de tiempo libre.

Pasos para el diseño de estrategias de los oferentes o agentes de la industria del tiempo libre

Primer paso: definir el valor del tiempo y la misión del agente de la industria

A los fines de la elaboración de una estrategia para cualquier agente, la primera cuestión estratégica es definir el valor del tiempo libre, tanto para la sociedad y el mercado como para el agente. Dicho en otros términos ¿ Cuál es el significado del tiempo libre? ¿ Que significa para la sociedad y el mercado? ¿Qué significa para el gobierno, la empresa, la ONG o el particular que elabora una estrategia de tiempo libre?
Nosotros sostenemos que la misión de la que se habla en materia de planificación estratégica, es la resultante de la conjunción de ambos significados. Concretar la misión de un gobierno, una empresa, una ONG o un particular que oferta productos de tiempo libre, supone precisar la convergencia del valor del tiempo libre para la el mercado, por una parte, y para el agente, por la otra. Es decir, el punto de equilibrio entre la experiencia de tiempo libre que necesita y demanda el mercado, por una parte, y el producto de tiempo libre que oferta el agente, por la otra.
Así, definir la misión de cada agente supone determinar la/s experiencia/s de tiempo libre a satisfacer y la manera de satisfacerlas.
Como se ha visto, el hombre emergente de la revolución de las comunicaciones necesita identidad y demanda vivencias de desarrollo personal, diversión, vínculo y contacto con el ambiente y con la gente.
Sostenemos que la industria del tiempo libre en general, y particularmente cada agente, puede satisfacerlas. Esa misión es compatible con los objetivos de beneficio social rentabilidad económica de cada agente. Es más: es una ventaja competitiva. El gobierno, la empresa, la ONG o el particular que oferte productos que satisfagan la necesidad de identidad y demanda de vivencias alcanzará más fácilmente sus objetivos políticos o económicos.
De los productos capaces de satisfacer esas demandas nos ocuparemos en el Capitulo siguiente.

Segundo paso: determinar los recursos y competencias del agente de la industria

La segunda cuestión estratégica es determinar cuáles son los recursos y competencia del agente. A través de este segundo paso, se determina cuál es su "capacidad real de intervención" en términos de Doistua.
Dos son las cuestiones a considerar: los recursos y las competencias. Ambas suponen conocer por dentro del agente.
A los fines de la elaboración de una estrategia, es necesario conocer cómo se planifica, organiza, dirige y controla la gestión de los recursos financieros, humanos y materiales del agente que oferta productos de tiempo libre, de cualquier ámbito, sector y nivel, sea una administración pública, una empresa privada, una ONG o u particular.
Las competencias se relacionan con las atribuciones legales del agente. Es decir, qué puede o debe y qué no puede o no debe hacer desde el punto de vista jurídico. Es el entorno jurídico, es decir, el conjunto de normas jurídicas que condicionan y determinan las decisiones o acciones del agente.
Las competencias depende de dos variables. El sector y nivel, el ámbito a que pertenece cada agente. El sector y nivel las definen en general, es decir, qué derechos y obligaciones tiene una administración pública, una empresa, una ONG o un particular a escala local, nacional, regional o internacional. Por su parte, el ámbito las define en particular a través de la legislación en materia turística, cultural, deportiva o recreativa.
Así como el valor del tiempo libre y la misión del agente definen lo que se quiere hacer, los recursos y las competencias definen lo que se puede hacer o sea, la capacidad real de intervención.
Esta es una condición para cualquier estrategia.

Tercer paso: situar al agente de la industria en la tabla de ámbitos, sectores y niveles

Definidos el valor del tiempo libre y la misión del agente, y sus recursos y competencias, la tercera cuestión estrategia es situar al agente como parte de la industria.
Considerando que los agentes de la industria del tiempo libre son los gobiernos y administraciones (sector público), las empresas y ONG ( sector privado con y sin fines de lucro respectivamente) y los particulares (sector ciudadano), a los fines de la elaboración de una estrategia para cualquier agente es imprescindible ubicarlo en un ámbito, un sector y nivel.
Como hemos dicho, la estrategia de cada oferente de productos de tiempo libre dependerá del sitio que ocupe en la tabla de ámbitos, sectores y niveles.
El sitio de cualquier agente es la resultante de las respuestas a las siguientes preguntas:
" ¿A qué ámbito de la industria del tiempo libre pertenece el agente? ¿ Oferta productos en el ámbito turístico, cultural, deportivo o recreativo?
" ¿A qué sector de la industria del tiempo libre pertenece el agente? ¿Oferta productos desde el sector público, privado con o sin fines de lucro, privado sin fines de lucro o ciudadano ?
" ¿A que nivel de la industria del tiempo libre pertenece? ¿Oferta productos a escala local, regional, nacional o internacional?
Estas respuestas sitúan al agente, o sea, definen o determinan su sitio entre 64.
Así se puede tratar, por ejemplo, de una administración, una empresa, una ONG o un particular que oferta productos en el ámbito turístico (turismo tradicional, alternativo, social, natural, urbano y rural), cultural (prácticas y espectáculos, desarrollo de las artes, animación sociocultural, preservación del ambiente), deportivo (prácticas y espectáculos deportivos, nuevos deportes, deportes para todos y deporte al aire libre) o recreativo (paseos y parques de atracciones, recreación doméstica, recreación para todos, recreación al aire libre) y a escala local, regional, nacional o internacional.

Cuarto paso: configurar la situación relacional actual y la situación relacional futura

La cuarta cuestión es configurar el diagrama de flujos actuales y óptimos del agente. Es decir, cuáles son y cuáles cree deberían ser las relaciones con los otros ámbitos del mismo sector y nivel, y con los otros sectores y niveles del mismo ámbito.
La configuración del diagrama de flujos supone ocho respuestas a sendas preguntas que varían según la situación del agente en la tabla de ámbitos, sectores y niveles (ASN)
Supongamos, por ejemplo, que se trata de elaborar la estrategia de una empresa que oferta productos en el ámbito turístico y a escala local (empresa turística local). Las preguntas a los fines de determinar los flujos serían:

Para configurar los flujos con los otros ámbitos del mismo sector y nivel:
" ¿Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con otras empresas turísticas locales?
" ¿Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con las empresas culturales locales?
" ¿Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con las empresas deportivas locales?
" ¿Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con empresas recreativas locales?

Para configurar los flujos con los otros sectores y niveles del mismo ámbito:
" ¿Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con el sector público turístico, regional, nacional e internacional?
" ¿Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con el sector privado con fines de lucro turístico regional, nacional e internacional?
" ¿ Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con el sector privado sin fines de lucro turístico regional, nacional e internacional?
" ¿ Cuáles son y cuáles podrían ser las relaciones con el sector ciudadano turístico regional, nacional e internacional?
Cada flujo supone una doble relación: cómo acciona o podría accionar el agente sobre los otros, por una parte y, por la otra, cómo accionan o podrían accionar los otros sobre el agente.
Las respuestas a estas preguntas suponen 13 flujos actuales y 13 flujos potenciales.
Los primeros configuran a la situación relacional actual. Los segundos la situación relacional óptima. La estrategia, entendida como manera de actuar es el tránsito de la una a la otra.
Siguiendo este modelo para la elaboración de estrategias, pretendemos que cualquier agente u oferente, de cualquier ámbito, sector y nivel, puede aprovechar las oportunidades de la industria del tiempo libre a partir de esta nueva visión.

 
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
 

 

 

 

 

VER MAPAS CORDOBA Interactivo Clik Here LOOK MAPS

Almafuerte, Embalse de Rio Tercero , Villa del Dique, Rumipal, Santa Rosa de Calamuchita, Villa General Belgrano, Yacanto, El Durazno, Champaqui, Cerro Aspero, Lutti, Los Vallecitos, La Cruz, Calmayo, Los Reartes, Potrero de Garay, Villa Alpina, La Cumbrecita, Alta Gracia, Intiyaco, Amboy, Qullinzo, Mapa Estacion de GNC Cordoba argentina,Tanti, Valle de Calamuchita, Villa Carlos Paz, Merlo Provincia de San Luis, Villa Elena, Diversión y Entretenimiento Etnohistoria miniturismo Plano donde acampar, Los Condores, Las Bajadas, Churches,Iglesias de Cordoba Ciudad, Monjes Benedictinos Photo Gallery Look las mejores Fotos de la Ciudad de Cordoba Provincia de Cordoba Argentina, Visite CORDOBA CIUDAD de las ARTES!!!*

Copyright © 2006
All rights reserved. Cordobaciudad.com

www.cordobaciudad.com
Galerias de Fotos, Informacion de Museos de Cordoba, Information, Photo Gallery of Museums in Cordova, Pictures, Cuadros, Pinturas Cultura, Museo Genaro Perez, Turismo en Cordoba, Argentina, Cuadros de Emilio Caraffa, Octavio Pinto, Jose Malanca, Lino Enea Spilimbergo, Ronaldo De Juan, Nolberto Cresta, Quinquela Martin, Manuel Cardeñosa, Cordoba Argentina