LA INDUSTRIA DEL TIEMPO LIBRE, EL TURISMO por Vanesa Wagner
2 - La industria del tiempo libre
Características del mercado emergente de la revolución de las comunicaciones.

La industria del tiempo libre
Características del mercado emergente de la revolución de las comunicaciones.

Como hemos dicho, la cuarta fase de la evolución de la sociedad que se vive a partir de la revolución de las comunicaciones, se caracteriza por un dilema.
Si el hombre vive sólo en un tiempo inmediato y en un espacio virtual pierde identidad. Si vive el margen de ellos queda excluido. Ese es el dilema.
El hombre emergente de la revolución de las comunicaciones, como persona individual y como parte integrante de un pueblo que vive en un espacio y un tiempo determinados, seguirá necesitando identidad.
Pero ¿qué es "identidad"? Para la respuesta a esta pregunta, apelamos a las enseñanzas de Rocco Buttiglione.
Sabemos que etimológicamente la palabra, identidad tiene raíz latina, del vocablo idem, que significa lo mismo. "La identidad es la capacidad de permanecer igual en diferentes relaciones en que nos encontremos (...) porque hay un núcleo de elementos constitutivos de la identidad que no cambian (...)" dice Buttiglione. Nuestra identidad (personal y social) está hecha por las circunstancias que encontramos y también por nosotros mismos. Las circunstancias son una ayuda para entendernos más profundamente y nosotros mismos somos la condición para reconocer las circunstancias y tomar posición frente a ellas. "En la relación descubrimos más profundamente nuestra identidad. No podemos defender la identidad cerrando las puertas del mundo pero, por otro lado, en la relación con el mundo no podemos olvidar nuestra identidad".
Según un profesor de la Universidad de Téramo, los elementos fundamentales que crean y fortalecen la identidad son la conciencia, la memoria y la cultura.
"Las circunstancias siempre intentan deconstruir nuestra identidad". La resistencia de la identidad, es decir, la reducción del hombre a las circunstancias, es la conciencia. "El hombre que no tiene conciencia carece de identidad. El hombre que tiene conciencia tiene identidad." En la conciencia reconocemos el núcleo de los valores fundamentales que nos hace hombres.
Normalmente eso que es lo que aprendemos en una relación con otros
"Así, el descubrimiento de los valores es histórico y vive en la mentira. No es algo abstracto. Los valores fundamentales son siempre los mismos para todos los hombres pero la manera en que vivimos los valores fundamentales es diferente en los distintos hombres, familias y naciones. Aquí vemos el papel de la cultura, y particularmente de la cultura nacional".
A partir de Buttiglione, decimos, pues, que la búsqueda de identidad del hombre emergente supone la búsqueda de valores fundamentales de su ambiente y su época..
Al decir del R. P. Peter- Hans Kolvenbach, los valores identifican a la persona.
"Un valor significa literalmente algo que tiene un precio, algo apreciado, precioso, digno, por ende algo por lo cual uno está dispuesto a sufrir o sacrificarse. Un valor le da a uno un motivo para vivir, y si es necesario, una razón para morir. Los valores , por lo tanto, le da a la vida una dimensión de significado. Son los rieles que mantienen al tren sobre su carril y lo ayudan a moverse suavemente, rápidamente, determinadamente. Los valores proveen los motivos. Identifican a una persona, le dan un rostro, un nombre y un carácter. Sin valores , uno flota, a la deriva como una madera en las turbulentas aguas de un río.
Los valores son el centro nuestra propia vida, y el de toda vida y definen la calidad de esa vida, marcando su amplitud y su profundidad".
El hombre emergente de la revolución de las comunicaciones necesita identidad, es decir, rescatar los valores de su ambiente y de su época.
Necesita y demanda una utilización beneficiosa del tiempo de no- trabajo
Demanda, en definitiva, vivencias espaciales y temporales que lo identifiquen mediante el encuentro con él mismo, con el medio o con los otros.
Esta demanda de vivencias es la característica principal del mercado emergente de la revolución de las comunicaciones.
Nosotros creemos que en el tiempo de no- trabajo se puede satisfacer esa demanda de vivencias. Por dos razones. La primera, cuantitativa, por que el tiempo de no- trabajo es mayor. La segunda, cualitativa, ya que el tiempo libre permite los encuentros que son los constructores de la identidad.
Desde nuestro punto de vista, la base y condición de esos encuentros son experiencias de libertad.
Considerando, que , según nuestra opinión, el hombre se libera a través del tiempo libre, y que, por lo tanto, lo busca como un fin y no un medio, es correcto que se trate de garantizar el buen uso del tiempo de no- trabajo a todos los seres humanos.
Ahora bien, el tiempo libre es una medalla de dos caras. De una cara, podemos ver que el hombre quiere vivir su tiempo libre, con sus circunstancias y posibilidades. De la otra, podemos mirar al conjunto de oferentes y de productos para que ese hombre pueda vivir su tiempo libre.
A ese conjunto de oferentes y de productos para que el hombre pueda vivir su tiempo libre, lo llamamos "industria del tiempo libre".
Atento a ello, nosotros sostenemos que es conveniente crear, desarrollar o consolidar una nueva industria capaz de ofertar productos para satisfacer la necesidad y la demanda del hombre emergente de la revolución de las comunicaciones.
Por lo tanto. la industria del tiempo libre puede ser planificada, implementada y gestionada con eficiencia, basada en estrategias que consideren al tiempo libre como una experiencia liberadora.
Como podemos ver, según nuestra perspectiva, la industria comparte la direccionalidad positiva del tiempo libre. Consecuentes con nuestra definición del tiempo libre, no incluimos como parte integrante de la industria a los oferentes o productos nocivos o alienantes para el hombre.
La industria del tiempo libre sirve para la liberación del hombre, para satisfacer la necesidad de identidad y la demanda de vivencias espaciales y temporales.
Sostenemos firmemente que esa misión no es incompatible con la rentabilidad económica de las empresas del sector del sector privado ni con el beneficio social de las organizaciones del sector público. Para nada incompatibles. Sobre todo, por una razón de práctica: el hombre emergente de la revolución de las comunicaciones necesita y demanda experiencias de libertad. Por lo tanto sería lógico que la industria oferte productos que las favorezcan. Por una cuestión de valores, pero también por una cuestión de negocios (médicos como rentabilidad económica o como beneficio social).
Muchas veces, el hombre cae en las experiencias nocivas o alienantes por faltas de ofertas de experiencias de libertad.
Por estas razones que hacen a la conjunción de valores y negocios sostenemos que en el mercado emergente de la revolución de las comunicaciones hay un nicho no cubierto que representa una gran oportunidad para los oferentes de la industria del tiempo libre.
Observamos que el hombre emergente de la revolución de las comunicaciones necesita y demanda, busca el tiempo libre, pero no siempre está preparado para vivirlo. Pues bien, tampoco la industria está preparada para producir los medios. Se debe obrar en ambos sentidos. El primero es un problema de educación. El segundo es un problema de gestión. Aquí nos ocupamos del segundo.
A los fines de crear, desarrollar y consolidar una industria del tiempo libre, es necesario definir cuáles son sus ámbitos, sectores y niveles.
De los primeros (ámbitos) no ocupamos en este Capítulo y de los segundos (sectores y niveles) en el Capítulo siguiente. Pero antes vamos a examinar las dimensiones del tiempo libre.

Dimensiones del tiempo libre

Dijimos que el tiempo libre es una experiencia de libertad.
Ahora bien ¿cuáles son - o pueden ser- las experiencias de libertad en el tiempo de no- trabajo capaces de satisfacer las necesidades y demandas de identidad y vivencias espaciales y temporales del hombre emergente de la revolución de las comunicaciones?.
Según nuestro enfoque, son cuatro, por lo menos, a saber:
" Desarrollo personal.
" Diversión.
" Contacto con el lugar.
" Vínculo con la gente.

EXPERIENCIAS DE LIBERTAD EN EL TIEMPO DE NO- TRABAJO
DESARROLLO PERSONAL DIVERSION CONTACTO CON EL LUGAR VÍNCULO CON LA GENTE

Ahora bien, nos preguntamos ¿cuáles son las características comunes de estas cuatros experiencias de libertad en el tiempo de no- trabajo?.
Cuenca Cabeza señala que el ocio humanista (tiempo libre en nuestro vocabulario) es una experiencia humana vital relacionada con nuestros valores y significados profundos.
En este sentido, dice el profesor de Deusto, conviene recordar que John Dewey distinguía entre las experiencias comunes y las verdaderas experiencias. Las primeras se corresponden con cualquier acción consciente de nuestra vida cotidiana. Las segundas, en cambio, constituyen un todo independiente, caracterizado por la conciencia de la elección y la voluntariedad, de manera que tienen un cumplimiento que permite conservarlas como recuerdos perdurables.
Al decir de Cuenca Cabeza, el ocio autotélico es verdadero ocio.
"En realidad es el único ocio que existe, el único que se hace realidad en la vivencia de uno de nosotros. El ocio autotélico es le núcleo esencial...una experiencia vital, un ámbito de desarrollo humano que, partiendo de una determinada actitud ante el objeto de la acción, descansa en tres pilares esenciales: percepción de libre elección, autoelismo y sensación gratificante".
Desde nuestro enfoque pues, las características comunes de las cuatro experiencias de libertad en el tiempo de no- trabajo que hemos señalado, son las siguientes:
" La voluntariedad.
" La perdurabilidad
" La subjetividad.
" El autotelismo.
 

La voluntariedad, la perdurabilidad, la subjetividad y el autotelismo configuran las cuatros experiencias de libertad señalas. Entendemos que el desarrollo personal, la diversión, el vínculo con el lugar y el contacto con la gente son experiencias de libertad que reúnen dichas características (son voluntarias, son perdurables, son subjetivas y son autotélicas).
Siendo esas sus características comunes, ahora nos preguntamos sobre sus significados ¿ Que significan- o pueden significar- esas experiencias para el hombre emergente de la revolución de las comunicaciones? ¿Cómo pueden satisfacer sus necesidades y demandas de vivencias espaciales y temporales que lo identifiquen mediante el encuentro con él mismo, con los otros y con el medio?
En particular, creemos que el desarrollo personal y diversión presuponen el reencuentro con uno mismo.
El contacto con el lugar y con el vínculo con la gente significan reencuentro con el medio y con los otros. El primero representa reencuentro con el ambiente natural, rural o urbano, la revalorización de la naturaleza, del campo o de la ciudad, la recuperación del espacio de los lugares como lo llama Manuel Castells. El segundo representa el reencuentro con los semejantes y, a través de ellos, con la época que vive cada hombre junto con sus coetáneos, la recuperación del tiempo de las gentes.
Como vemos, mediante esos encuentros, el hombre puede satisfacer la demanda de vivencias espaciales y temporales que lo identifiquen. Son, por lo tanto, experiencias de libertad porque a través de ellas el hombre se libera.
¿ De que?
Por medio del desarrollo personal, el hombre se emancipa del estancamiento o el retroceso como persona.
A través de la diversión, el hombre se salva de la monotonía y de la saturación así como de sus consecuencias: la indiferencia y el fastidio.
Gracias al contacto con el lugar, el hombre se recupera del desarraigo.
Mediante el vínculo con la gente, el hombre se rescata del egoísmo y el aislamiento.
Las cuatro son experiencias de libertad, es decir, voluntarias, perdurables, subjetivas y autotélicas.
La experiencia de libertad o de tiempo libre es, pues, personal. Pero cuando se comparte se transforma en un fenómeno social. De ahí que el tiempo libre sea, a la vez, una experiencia personal y un fenómeno social.
De esas experiencias de libertad provienen, pues, las cuatro dimensiones de tiempo libre que reconocemos según lo que Cuenca Cabeza indica para el ocio humanista:
" La dimensión creativa.
" La dimensión ambiental.
" La dimensión lúdica.
" La dimensión solidaria.

DIMENSIONES DEL TIEMPO LIBRE
CREATIVA
LÚDICA AMBIENTAL SOLIDARIA
Desarrollo personal Diversión Contacto con el lugar Vínculo con la gente
Experiencias de la libertad


Cada dimensión es un aspecto que configura el tiempo libre como experiencia personal y como fenómeno social.

La dimensión creativa del tiempo libre

La dimensión creativa posibilita el desarrollo personal y el reencuentro con uno mismo a través de la autorrealización, la emancipación del estancamiento o el retroceso como persona.
" La dimensión creativa viene a ser la realización actual del concepto de ocio propio de la cultura clásica. Un ocio formativo, reflexivo, cultural, creativo y de crecimiento personal...Está relacionada con la autorrealización, en la que están implícitos el aprendizaje y la formación ".
Siguiendo a Manuel Cuenca, la dimensión creativa tiene en común con las demás dimensiones la libertad de acción y de elección, el autotelismo, lo gratificante de la acción y el hecho de ser una actitud ante la acción, pero se diferencia en su carácter consciente, reflexivo, global, de mejora, apertura y encuentro.
Como señala Doistua, esta dimensión se caracteriza, también, por posibilitar un ejercicio de autoafirmación personal cuyos soportes son la introspección y la reflexión. La fuerza de la creación conduce a la vivencia de nuevas experiencias personales que, en muchas ocasiones, se transforman en fenómenos sociales. La dimensión creativa se desenvuelven en tiempos y espacios para uno mismo. "Se mueve en tiempos reservados para uno mismo, donde el ser humano encuentra la necesaria soledad para encontrarse con su fuerza creativa".

La dimensión lúdica del tiempo libre

La dimensión lúdica facilita la diversión y el reencuentro con uno mismo a través del entretenimiento, la salvación de la monotonía y de la saturación así como de la indiferencia y el fastidio.
Según Manuel Cuenca Cabeza, "la dimensión lúdica del ocio responde a las funciones de descanso y diversión. Descanso interpretado como separación del trabajo y el quehacer cotidiano. Diversión entendida como acción que distrae, que evade los límites de la realidad".
La dimensión lúdica es necesaria para el equilibrio físico y psíquico.
Siendo una experiencia de tiempo libre, debe servir para la liberación y no para la alienación del hombre.
Como apunta Doistua, en todas las actividades en las que se plasma, el descanso y la diversión ocupan un lugar central en la ruptura con lo ordinario.
"Se desenvuelven en el tiempo de no- trabajo, en el cese de actividad laboral, aunque no sólo suponga una actitud compensatoria frente a sus efectos... En ocasiones es el individuo en primera persona el que descansa y se divierte en soledad, en otras busca la colectividad para el disfrute de cualquiera de las actividades apuntadas". Sobre este particular, agregamos que para nosotros todas las dimensiones del tiempo libre se desenvuelven en el tiempo de no- trabajo, no siendo ésta una diferencia entra la lúdica y las otras.

La dimensión ambiental del tiempo libre.

La dimensión ambiental permite el contacto con el lugar y el reencuentro con el medio ambiente natural, rural o urbano.
En relación con esta tercera dimensión, "Puede decirse que la dimensión ambiental ecológica del ocio es la satisfacción desinteresada que nos produce el encuentro con un medio ambiente deseado, sin que importe esencialmente la actividad gracias a la que se produce".
Desde un punto de vista reducido, "la dimensión ecológica hace referencia al encuentro con la naturaleza", es decir, el espacio natural. Sin embargo, en un sentido más amplio, "esta dimensión del ocio nos abre a la vivencia de todo tipo de ambientes desde una posición de actor o espectador consciente", es decir, al espacio tanto rural como urbano. Nosotros nos inclinamos a favor de este concepto amplio de la dimensión ambiental como el reencuentro con el ambiente tanto natural como rural o urbano, es decir el reencuentro con la naturaleza, con el campo o la ciudad.
Como sostiene Doistua, esta dimensión asocia el ocio con el espacio en el que se desarrolla y potencia los valores del desarrollo sostenible y ecodesarrollo.
La dimensión ambiental se desenvuelven en un tiempo y un espacio para los entornos. "Esta dimensión se desenvuelven en los momentos destinados al disfrute del entorno, en espacio que rodean la existencia, desde las calles de diario ajetreo contempladas ahora desde otras cadencias, hasta los parajes recónditos y distantes del pulso cotidiano".

La dimensión solidaria del tiempo libre

La dimensión solidaria admite el vínculo con la gente y el reencuentro con los otros y con la época que vive cada hombre junto con sus coetáneos, el rescate del egoísmo y el ensimismamiento.
Sobre esta cuarta dimensión, dice Cuenca Cabeza: "La dimensión solidaria del ocio la entiendo como una vivencia altruista y social del ocio y, al mismo tiempo, como la necesidad de participar y hacer partícipes de, que va unida a toda experiencia de ocio maduro".
La dimensión solidaria basa sus satisfacción en la ayuda y el desprendimiento y produce, como resultado de su vivencia, desarrollo comunitario. Esta dimensión es la realización desinteresada del deseo de ayudar a otras personas.
Como indica Doistua, la generosidad para con los demás, como experiencia radical de lo gratuito, y el compromiso para con uno mismo, como desafío y progreso personal, son los valores que fomenta esta dimensión. La dimensión solidaria se desenvuelve en un tiempo y un espacio para los demás. "En todas las actividades mencionadas nos movemos en un tiempo para los demás. Es el tiempo que dedicamos a encontrar experiencias nuevas y gozosas a través de los demás, de su vivencia del ocio, y en definitiva, de la existencia humana. Los espacios en los que se desarrollan son los comunitarios".
Cada dimensión ( lúdica, creativa, ambiental y solidaria) es un aspecto que configura el tiempo libre como experiencia personal y como fenómeno social.
Las cuatro dimensiones suponen sendas experiencias de libertad.
En una actitud de tiempo libre pueden estar presentes varias o todas las experiencias de libertad señaladas.
Ahora, si en una actitud el hombre no experimenta por lo menos desarrollo personal, diversión, contacto con el lugar o vínculo con la gente pues no se trata de una actividad de tiempo libre.
A través de la identificación de estas dimensiones, los oferentes de la industria del tiempo libre pueden diseñar, desarrollar y gestionar sus ofertas y productos para satisfacer la necesidad y demanda de identidad y vivencias del hombre emergente de la revolución de las comunicaciones.

Ámbitos de la industria del tiempo libre

Hemos dicho que el tiempo libre es una experiencia de libertad.
Sobre esa base, hemos sostenido que las experiencias de libertad o de tiempo libre son cuatro:
 

" El desarrollo personal.
" La diversión.
" El contacto con el lugar.
" El vínculo con la gente.

A partir de esas cuatro experiencias de tiempo libre, hemos determinado las cuatro dimensiones del tiempo libre, a saber:
" Creativa.
" Lúdica.
" Ambiental.
" Solidaria.
Ahora nos preguntamos ¿cuáles son los ámbitos en los que el hombre emergente de la revolución de las comunicaciones puede satisfacer la necesidad de identidad y la demanda de vivencias?.
Cuando examinamos las dimensiones, estamos analizando al hombre (o a los hombres ) que necesita y demanda experiencias de tiempo libre. En cambio, cuando analizamos los ámbitos, examinamos la industria (o las industria) que oferta productos de tiempo libre.
Desde nuestra perspectiva, las actividades turísticas, culturales, deportivas y creativas son, actualmente, las que hacen posible las experiencias de desarrollo personal, diversión, contacto con el lugar y vínculo con la gente.
Atento a ello, siguiendo la agrupación que hace Doistua en relación con los ámbitos del ocio, afirmaremos que los cuatro ámbitos del tiempo libre son los siguientes:
" El turismo.
" La cultura.
" El deporte.
" La recreación.
Consideremos que las dimensiones son permanentes, hacen a la definición del fenómeno mientras que los ámbitos son transitorios, hacen a la configuración de la industria del tiempo libre. Hoy decimos que son el turismo, la cultura, el deporte y la recreación. En el futuro podrán agregarse otros.

ÁMBITOS DE LA INDUSTRIA DEL TIEMPO LIBRE
TURISMO
CULTURA DEPORTES RECREACIÓN

Los cuatros ámbitos señalados son, consiguientemente partes integrantes de una misma industria: la industria del tiempo libre.
Desde este enfoque que proponemos, las actividades, los oferentes y productos turísticos, culturales, deportivos y recreativos integran la industria del tiempo libre.
Considerando que, según hemos dicho, la industria del tiempo libre está llamada a satisfacer las necesidades y demandas del hombre emergente de la revolución de las comunicaciones, esta es una gran ocasión para los oferentes de productos del turismo, la cultura, el deporte y la recreación.
Las actividades, oferentes y productos turísticos, culturales, deportivos y recreativos pueden hacer posible las experiencias (desarrollo personal, diversión, contacto con el lugar y vínculo con la gente) y dimensiones (creativa, lúdica, ambiental y solidaria) del tiempo libre. Ese el punto de convergencia y también el punto de partida de la industria y del negocio, sea como rentabilidad económica o como beneficio social. Contienen la potencialidad de satisfacer las mismas necesidades y demandas. Atento a ello, afirmamos que son integrantes de la industria del tiempo libre.
Según nuestro enfoque dos de las grandes oportunidades para los oferentes de productos de la industria del tiempo libre son:
" La agregación de ofertas de otros ámbitos.
" La diversificación de ofertas de cada ámbito.
Como partes de una misma industria, se potencian individual y conjuntamente. Para ello, primero, es necesario que se reconozcan como tales.

OPORTUNIDAD PARA EL TURISMO, LA CULTURA, EL DEPORTE Y LA RECREACIÓN
AGREGACIÓN DE OFERTAS DE OTROS ÁMBITOS DIVERSIFICACIÓN DE OFERTAS DE CADA ÁMBITO
RECONOCERSE COMO PARTES DE LA MISMA INDUSTRIA DEL TIEMPO LIBRE

Primera oportunidad:
Agregación de ofertas de otros ámbitos

La primera alternativa de negocios es la agregación de ofertas de otros ámbitos.
Hablamos de ofertas turísticas que incluyan ofertas culturales, deportivas o recreativas, así como de ofertas culturales que incluyan ofertas turísticas, deportivas o recreativas, por ejemplo.
No se propone que un ámbito absorba a otro u otros. Se trata del rediseño de ofertas existentes a partir de la agregación de las ofertas de los otros ámbitos.
Estos lo potencia individualmente.

Segunda oportunidad:
Diversificación de ofertas de cada ámbito

La segunda alternativa de negocios es la diversificación de ofertas de cada ámbito.
Como hemos dicho, el turismo, la cultura, el deporte y la recreación son ámbitos del tiempo libre.
Si bien cada ámbito tiene una dimensión predominante (por ejemplo, en el turístico la lúdica, en el cultural la creativa, en el deportivo la solidaria o en el recreativo la ambiental ), todos los ámbitos gozan de todas dimensiones del tiempo libre. Esto también los potencia individualmente.
Nosotros sostenemos que, atento a las necesidades y demandas del hombre emergente de la revolución de las comunicaciones, el éxito de las ofertas turísticas, culturales, deportivas o recreativas (sea rentabilidad económica o sea beneficio social) será directamente proporcional a la cantidad y al equilibrio de dimensiones incorporadas.
Así, si una oferta turística, cultural, deportiva o recreativa, incluye solamente una o dos dimensiones, sus posibilidades de éxito serán menores. Si, en cambio, incluyen tres o cuatro dimensiones, serán mayores.
Por ejemplo:
" Junto con la dimensión lúdica del turismo tradicional, las ofertas turísticas también pueden incluir la dimensión creativa (turismo alternativo), la ambiental (ecoturismo natural, rural o urbano) o la solidaria (turismo social).
" Junto con la dimensión creativa de las artes, las ofertas culturales también pueden incluir la dimensión lúdica ( prácticas y espectáculos culturales), la ambiental (preservación del ambiente) o la solidaria (animación sociocultural).
" Junto con la dimensión creativa de las artes, las ofertas culturales también pueden incluir la dimensión lúdica (prácticas y espectáculos culturales), la ambiental (preservación del ambiente) o la solidaria (animación sociocultural).
" Junto con la dimensión solidaria del deporte para todos, las ofertas deportivas también puede incluir la dimensión creativa (nuevos deportes), la lúdica (prácticas y espectáculos deportivos) o la ambiental (deportes al aire libre).
" Junto con la dimensión ambiental de la recreación al aire libre, las ofertas recreativas también pueden incluir la dimensión creativa (recreación doméstica) la lúdica (paseos y parques de atracciones), o la solidaria (recreación para todos).
Así podremos hablar de ofertas turísticas, culturales, deportivas o recreativas dirigidas al desarrollo personal, a la diversión, al contacto con el lugar y al vínculo con la gente.
A continuación, proponemos la matriz de cuatro por cuatro que, desde nuestro punto de vista, renueva y extiende las ofertas del turismo, la cultura, el deporte y la recreación como partes de la industria del tiempo libre.

AMBITOS
DIMENSIONES
LÚDICA CREATIVA SOLIDARIA AMBIENTAL

TURISMO Turismo tradicional turismo alternativo turismo social turismo natural, urbano y rural
CULTURA Prácticas y espectáculos culturales Desarrollo de las artes Desarrollo de las artes Desarrollo de las artes
DEPORTES Prácticas y espectáculos y deportivas Nuevos deportes Animación sociocultural Preservación del ambiente
RECREACIÓN Paseos y parques de diversiones Recreación doméstica Recreación para todos Recreación al aire libre

En síntesis, las oportunidades derivadas de la innovación de los productos existentes están en función de los ámbitos de la industria y dimensiones del tiempo libre:

OTL= F (A,D)
A = T,C,D,R
D = C,L,A,S

OTL: oferta de tiempo libre: variable dependiente

A: Ambitos
T: oferta del ámbito turístico
C: oferta del ámbito cultural
D: oferta del ámbito deportivo
R: oferta del ámbito recreativo

D: Dimensiones
C: dimensión creativa
L: dimensión lúdica
A: dimensión ambiental
S: dimensión solidaria

 

 
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
Museo Genaro Perez Cordoba Argentina Cuadros Pinturas  Cultura Turismo en Cordoba Argentina
 

 

 

 

 

VER MAPAS CORDOBA Interactivo Clik Here LOOK MAPS

Almafuerte, Embalse de Rio Tercero , Villa del Dique, Rumipal, Santa Rosa de Calamuchita, Villa General Belgrano, Yacanto, El Durazno, Champaqui, Cerro Aspero, Lutti, Los Vallecitos, La Cruz, Calmayo, Los Reartes, Potrero de Garay, Villa Alpina, La Cumbrecita, Alta Gracia, Intiyaco, Amboy, Qullinzo, Mapa Estacion de GNC Cordoba argentina,Tanti, Valle de Calamuchita, Villa Carlos Paz, Merlo Provincia de San Luis, Villa Elena, Diversión y Entretenimiento Etnohistoria miniturismo Plano donde acampar, Los Condores, Las Bajadas, Churches,Iglesias de Cordoba Ciudad, Monjes Benedictinos Photo Gallery Look las mejores Fotos de la Ciudad de Cordoba Provincia de Cordoba Argentina, Visite CORDOBA CIUDAD de las ARTES!!!*

Copyright © 2006
All rights reserved. Cordobaciudad.com

www.cordobaciudad.com
Galerias de Fotos, Informacion de Museos de Cordoba, Information, Photo Gallery of Museums in Cordova, Pictures, Cuadros, Pinturas Cultura, Museo Genaro Perez, Turismo en Cordoba, Argentina, Cuadros de Emilio Caraffa, Octavio Pinto, Jose Malanca, Lino Enea Spilimbergo, Ronaldo De Juan, Nolberto Cresta, Quinquela Martin, Manuel Cardeñosa, Cordoba Argentina